News

La cosecha de invierno de Young Living fusiona tradición con adelantos científicos de vanguardia

SALT LAKE CITY. 24 de enero de 2013. Young Living, the World Leader in Essential Oils®, está realizando la cosecha anual de invierno en sus granjas del norte de Idaho. Este proceso combina las prácticas sostenibles de tala tradicional con las técnicas de destilación y análisis más modernas. Se van a recolectar las maderas aromáticas y las agujas de cuatro tipos distintos de árboles para crear los aceites esenciales de máxima calidad del mundo. Estos aceites pueden emplearse para aplicaciones tópicas, aromaterapia y un sinfín de otros usos en todo el mundo.

Dirigido por el fundador y presidente de Young Living, D. Gary Young, un equipo de distribuidores y profesionales desafían el frío helador mientras talan, transportan, astillan y destilan aceites esenciales de los árboles cosechados. Este arduo trabajo resulta agotador para el equipo de voluntarios de todo el mundo que se han reunido para experimentar de primera mano la experiencia de aprendizaje que ofrece la cosecha.
Las reatas de los galardonados caballos de tiro de Young Living son las encargadas de sacar los árboles del bosque uno a uno. Si bien es más costoso, este planteamiento de la tala es menos agresivo con el medio ambiente.

Las granjas, situadas en St. Maries e Highland Flats, Idaho (EE. UU.) están integradas en el proceso Seed to Seal®, De la Semilla al Sello, de Young Living. Se trata de un proceso exclusivo que garantiza que todos los pasos de la producción de aceites esenciales se sometan a un estricto control, desde la siembra de las semillas hasta el envasado, pasando por la cosecha y los análisis. El laboratorio de reciente construcción de la granja de St. Marie está equipado con un modernísimo cromatógrafo de gases de alta resolución, que permite analizar la pureza del aceite sobre la marcha de forma rápida y precisa.

“En la cosecha, los participantes manipulan los aceites extraídos directamente de los árboles, analizan su calidad y los envasan”, explica Brett Smith, científico investigador de Young Living. “Presencian el proceso completo y son testigos de que no se produce ningún tipo de adulteración ni se añade nada a nuestros productos”.

En primavera, los voluntarios regresarán a las granjas para plantar arbolitos y participar en las labores anuales de reforestación de Young Living.