Hygge al estilo YL: tu guía esencial para el confort

0 11 noviembre, 2019 - Sin categoría

El concepto danés del hygge ha arrasado. Dinamarca ha sido clasificada como uno de los países más felices de la tierra y con una larga tradición en la práctica del hygge, no es de extrañar. Antes de ir más lejos en nuestra búsqueda de la felicidad, aprendamos cómo se dice para que dar a conocer este concepto a familia y amigos sea más fácil.


Cómo pronunciar hygge

Hygge se pronuncia juugah, pero no alargues mucho las vocales. El sonido de las vocales en muchos idiomas no tiene un equivalente exacto, al igual que en muchos idiomas no hay una palabra exacta para hygge. Pero no te preocupes demasiado por cómo lo dices, no sería nada hygge.

Atmósfera

Puedes sentir el hygge en cualquier parte como por ejemplo yendo en bici o leyendo en la biblioteca, pero es más fácil experimentarlo en casa. Unas sutiles alteraciones harán que sientas hygge en poco tiempo. Puedes hacer cambios similares en tu oficina o en otros espacios personales para llevar el hygge a todas las áreas de tu vida.

Decoración hygge

No es necesario que redecores tu casa para que encaje con una cierta estética. El hygge se trata de sentirse seguro, a gusto y confortable. Puede significar añadir unas almohadas y mantas extra a una cesta o encender el fuego en la chimenea más a menudo; pero no busques un diseño que no sea tuyo.

Otro elemento que es muy importante en el hygge es la incorporación de la naturaleza en casa para recordar a la gente la belleza y la maravilla del mundo natural. Para unas personas esto puede significar unas alfombras mullidas, muebles de madera y adornos hechos con ramas de pino. Tu interpretación puede incluir ramos de flores frescos o tal vez dar la bienvenida a la familia a un nuevo miembro peludo.

Para llevar el aroma de la naturaleza al interior de tu hogar, prueba a difundir tus aceites florales favoritos o frescos como Lavender, Geranium o Pine.

El mejor difusor

Uno de los componentes del hygge que a menudo es pasado por alto en las casas es la iluminación. Durante el día, deja las cortinas abiertas y las persianas subidas para dejar entrar la mayor cantidad de luz natural posible. Por la tarde, enciende pequeñas lámparas en vez de las luces del techo. A los daneses les encanta un fuego crepitante para iluminar las noches oscuras. Pero si no es lo tuyo, el Desert Mist Diffuser ofrece una bonita y cálida opción de iluminación que recuerda al parpadeo de una vela, con el añadido de que puedes difundir tu aceite esencial favorito hasta 10 horas en el modo intermitente.

Música

Como habrás notado, hablar de hygge es hablar de comodidad y felicidad. Para muchos, la música puede ser clave a la hora de crear esas sensaciones. Si tienes un tocadiscos, busca por casa algún viejo vinilo y disfruta de un poco de nostalgia mientras pasas el fin de semana pinchando antiguas canciones. También puedes colaborar con tus amigos y crear una lista épica con vuestras canciones favoritas.

Cocina acogedora

Tal vez una de las cosas más hygge que puedes hacer es compartir con familia y amigos las comidas más ricas. No te preocupes por las calorías extra ocasionales, o mejor, date el gusto con platos que sabes que están hechos con ingredientes buenos para ti, como una sopa invernal infundida con tus aceites culinarios favoritos de la línea Plus, trufas de chocolate negro y menta o una salsa para fruta con canela.

Caliente de dentro afuera

La sensación al beber una infusión caliente o un chocolate mientras estás a gusto con una manta y tu libro favorito: eso es hygge en su máxima expresión. Prueba a añadir una gota de aceite Plus a tu infusión de hierbas a dale un toque a al chocolate caliente con Cardamom+ o Cinnamon Bark+ para aumentar tu experiencia hygge.

Pero no se trata solo de ti.

Una parte integral del hygge es conectar con familia y amigos. Cuando invitamos a alguien a casa, a menudo nos toca limpiar, cocinar y entretener. En el hygge, la sensación de felicidad viene del hecho de estar juntos, no de preocuparte por todo lo demás. Que todo el mundo lleve algo, saca lo que tengas en la nevera y disfrutad del tiempo juntos; las montañas de ropa para lavar pueden esperar. Prueba a difundir mezclas como Joy o Thieves para ayudar a crear un ambiente más íntimo.

Ropa hygge

Lo único de lo que tienes que preocuparte en cuestión de ropa para un estilo hygge es que sea cómoda. Esto no tiene por qué significar los pantalones de pijama más viejos y las zapatillas que deberías haber tirado hace años. Debes sentirte feliz y con confianza en tu apariencia… para llevar hygge al mundo.

Siéntete confortable

Abrígate para estar a gusto con jerséis suaves, calcetines de lana y pantalones cuya cintura no aprieta. Para incrementar tu sensación de paz y tranquilidad, pon unas pocas gotas de aceite esencial Lavender en un paño o en una bola en la secadora la próxima vez que hagas la colada.

Amigos y familia

Como hemos mencionado antes, estar con los seres queridos puede ser uno de los elementos más grandes del hygge. Ya sea que se unan el fin de semana para el aperitivo, para un paseo por la tarde o un picnic, pasar tiempo con tus personas favoritas es la mejor manera de sentir hygge. No te olvides de dedicar tiempo a tus amigos peludos. Estar con ellos ayuda a libera oxitocina, la hormona del amor, que es perfecta para el hygge.

Reuniones casuales

Insistimos: El hygge no es ser perezoso, se trata de gastar tiempo y energía en las cosas que son importantes de verdad. Por ejemplo, limpiar la oficina es menos importante que cultivar la relación con tus amigos más cercanos. No es necesario ser extravagante cuando invitas a tus amistades o a los vecinos a ir a tu casa a jugar o a ver una película. Recuerda compartir la responsabilidad con tus invitados y disfrutad del tiempo que pasáis los unos con los otros.

Pequeños grupos

Que tus reuniones sean pequeñas puede aumentar tu experiencia del hygge. Ser capaz de conectar durante una conversación con unos pocos amigos elegidos te ayudará a deshacerte del estrés del día a día. Ayuda a que todos se sientan relajados y en calma llenando la habitación con el dulce y sereno aroma de Stress Away  en tu difusor.

Sin duda somos unos grandes fans del hygge. Si quieres algún truco más para ayudarte a cultivar los sentimientos de confort y felicidad del hygge, prueba a relajarte con nuestra loción en barra casera de cacao y menta para masaje o acurrúcate con una de nuestras mezclas otoñales.


Deja que la felicidad acogedora del hygge entre en tu vida. ¿Cómo vas a elevar tu nivel de hygge este año?

¡Cuéntanoslo en los comentarios!

This post is also available in: Inglés Alemán Checo Holandés Finlandés Sueco Lituano Rumano Ruso Francés Italiano Polaco

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

* Ten en cuenta que todos los comentarios son revisados y, por tanto, no aparecerán de forma inmediata. Además, es posible que algunas publicaciones se modifiquen ligeramente o se eliminen para cumplir con las políticas y los procedimientos de Young Living, así como la legislación vigente.