Consigue una piel radiante con una bomba facial casera

2 30 diciembre, 2019 - Aceites Esenciales, Hogar, Infografías, Recetas, Salud, Sin categorizar

Aunque nos encante pasar un día en el spa, a veces nuestros calendarios (y nuestras carteras) necesitan algo más rápido y simple. Nuestras bombas faciales caseras se combinan vapor de agua caliente para limpiar e hidratar. ¿Quieres una piel fresca y luminosa? Prepárate para brillar.

Bomba facial casera

Ingredientes

  • 680 g de bicarbonato
  • 340 g de ácido cítrico
  • 7 gotas de aceite esencial Lavender
  • 4 gotas de aceite esencial German Chamomile
  • 7 gotas de aceite esencial Geranium
  • 4 gotas de aceite esencial Elemi
  • 2-3 cucharadas soperas de hammamelis
  • Un pequeño frasco pulverizador
  • Pequeños moldes de silicona de unos 2,5 cm
  • Una olla de agua hirviendo
  • Pétalos secos de rosa o lavanda seca (opcional)

Instrucciones

  1. Pon los pétalos secos de rosa o la lavanda seca en el fondo de los moldes de silicona. Déjalos aparte.
  2. Pon 680 g de bicarbonato y 340 g de ácido cítrico en un bol de cristal y mézclalo bien con unas varillas.
  3. Añade los aceites esenciales a los ingredientes secos. Mezcla hasta que estén completamente incorporados.
  4. Pon 2-3 cucharadas soperas de hammamelis en un frasco pulverizador. Rocía la superficie de la mezcla y remueve. Repite esta operación hasta que la mezcla parezca arena mojada. Sabrás que tiene la consistencia perfecta cuando puedas hacer una bola, pero esta se rompa con facilidad.

Consejo YL: si la mezcla se queda demasiado húmeda, añade más bicarbonato y ácido cítrico hasta que consigas la consistencia adecuada.

  1. Pon la mezcla en los moldes de silicona y presiona con firmeza. La mezcla se expandirá así que debes dejar un pequeño espacio, 1/4 de molde aproximadamente, en la parte de arriba.
  2. Deja que la mezcla seque completamente. Esto puede llevar de unas horas a unos días dependiendo de la humedad de tu casa. Retira las bombas de los moldes.

Consejo YL: si te cuesta sacarlas, necesitan más tiempo para secarse.

Cómo utilizar una bomba facial

  1. Prepara tu piel con una pequeña limpieza y una ligera exfoliación.
  2. Pon el agua a hervir en una olla grande.
  3. Retira con cuidado la olla del fuego y colócala encima de una toalla o un salvamanteles, en una zona donde puedas inclinarte hacia ella con comodidad. Ten cuidado con el agua caliente.
  4. Pon una bomba facial en el agua. Deja que burbujee durante un minuto o dos.
  5. Pon una toalla grande sobre tu cabeza e inclínate sobre la olla con tu cara a unos 15-20 cm del agua. No te acerques demasiado al agua ya que corres el riesgo de quemarte. Si está demasiado caliente, levanta un poco la toalla y deja que salga algo del vapor.
  6. Haz cinco sesiones de dos minutos cada una, dando a la piel un descanso de un minuto entre ellas. Mantén el agua caliente poniendo la tapa en la olla durante los descansos.
  7. Salpica tu cara con agua fría.
  8. Hidrata la piel con tu loción favorita para que luzca perfecta.

¿Has utilizado un baño facial de vapor antes?

Cuéntanos cuáles son tus trucos en los comentarios.

This post is also available in: Inglés Alemán Checo Holandés Finlandés Sueco Lituano Rumano Ruso Francés Italiano Polaco

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

* Ten en cuenta que todos los comentarios son revisados y, por tanto, no aparecerán de forma inmediata. Además, es posible que algunas publicaciones se modifiquen ligeramente o se eliminen para cumplir con las políticas y los procedimientos de Young Living, así como la legislación vigente.