Aromas para Relajarte

Sabemos que necesitas un respiro. Sabemos que generalmente el día se te pasa volando cuando los quehaceres, las responsabilidades, las deudas y los planes no te dejan de lado. Sabemos que la ansiedad y el estrés ya hacen parte de tu ADN y del de la caótica sociedad moderna. Quizás en este punto la única solución para conseguir un balance es buscar ayuda médica, porque así quisieras, no puedes poner tu vida en pausa. Sin embargo, hay terapias alternativas más amigables y sin lugar a duda, más saludables.

Así que olvídate de tus problemas y deja que la naturaleza te dé una mano. Al fin y al cabo, la utilización de plantas con fines curativos ha sido una tradición milenaria para tratar de mejorar nuestra calidad de vida. Descubre la infinidad de fragancias que pueden ayudarte a recuperar la tranquilidad y a mantener la calma. Olvídate del ajetreo y del estrés. Regálate un momento para ti. Recobra el balance en tu vida y alcanza tu bienestar de forma completamente natural. Créeme, ¡Te sentirás de maravilla!

¿Cómo deshacerte del estrés?

La aromaterapia es un método curativo que aprovecha las propiedades de los aceites extraídos de raíces, flores, frutos y plantas para influir en nuestro estado de ánimo. Aquí algunos de sus múltiples beneficios:
Te ayudará a aliviar molestias físicas derivadas del estrés.
Revitalizará tu mente con aromas que crean ambientes acogedores.
Te permitirá desconectar tu mente.
Ayuda a tranquilizarte y a calmartus nervios.
Será tu aliada para relajarte, tu mejor arma para luchar contra el estrés cotidiano.
Te ayudará a tener noches de sueño tranquilo.

La Aromaterapia, ¿De qué se trata?

En la aromaterapia se utilizan aceites esenciales extraídos de diversas hierbas, frutas, flores o raíces que, al evaporarse, emiten aromas que ayudarán a que tu cuerpo se relaje, mejorando tu estado emocional y físico. Difúndelos o inhálalos donde quiera que te encuentres y respira tranquilo.

En casa, puedes optar por darte un baño impregnado con aceites esenciales para disfrutar de un olor, un ambiente y una experiencia tipo spa. Las fragancias penetrarán tus sentidos a través de tus vías respiratorias y desplegarán todos sus beneficiosos efectos terapéuticos.

Si lo prefieres, también puedes brindarte un masaje para favorecer la relajación. Debido a que en su estado puro estos aceites suelen ser muy concentrados, generalmente se deben diluir en agua o aceite vegetal, para evitar reacciones adversas. Recuerda siempre realizar una prueba sobre tu piel antes de aplicarlos.

¿Cómo funciona la aromaterapia?

Existen diversas fragancias vegetales que te harán sentir de forma distinta, que quizás te evocarán ciertos recuerdos y emociones. Algunas probablemente te han ayudado a reducir la ansiedad y los niveles de estrés. La pregunta es cómo funcionan en nuestro cerebro y por qué pueden influir en nuestro estado de ánimo.

Pues bien, las células olfativas están conectadas por prolongaciones nerviosas a las conexiones más internas de nuestro cerebro. Las neuronas de la región olfatoria son primarias y forman parte de las neuronas cerebrales.

El sentido del olfato, exponiéndonos de manera continua a todo tipo de fragancias ambientales, permite que quedemos bajo la influencia de distintos aromas, estimulando y propiciando diversos estados anímicos.

Los olores generalmente quedan grabados en una zona del cerebro que es la misma de la memoria, por esta razón, hay aromas que sin ningún motivo nos acompañarán a lo largo de nuestra vida, aportándonos recuerdos que nos generan una variedad de sensaciones (ej. alegría, tristeza, melancolía). El olfato te permitirá evocar tu memoria emocional en cualquier momento y lugar.

De tal manera, existirán determinadas esencias que se convertirán en tus aliadas naturales no sólo para mantenerte saludable, sino también para disfrutar de un verdadero regalo para tus sentidos. El reto están en encontrar las fragancias que te ayudarán a liberar sustancias químicas que propiciarán tu estado "alpha", un nivel relajado de las ondas cerebrales que podrán bloquear dosis de adrenalina, principal causante de esa incómoda sensación de nerviosismo.

Igualmente, existen aromas de origen vegetal que podrán modificar la actividad sanguínea para ayudarte a reducir tus niveles de estrés. Un estudio científico publicado en la revista “Journal of Agricultural and Food Chemistry" demostró que el olor a limón, a lavanda y a canela pueden ser empleados para estos fines por sus altos contenidos de linalool, un terpeno que reestablece los niveles elevados de neutrófilos y linfocitos, reduciendo la actividad de más de 100 genes vinculados al estrés y a la ansiedad.

Aprovecha de este regalo de la naturaleza. Descubre qué fragancias desencadenarán buenos recuerdos y cuáles serán tus aliadas para recuperar la calma. Integra aromas reconfortantes en tu hogar, en tu trabajo o en la escuela. Difunde o aplica aceites esenciales a donde quiera que vayas para mantener un balance saludable y un bienestar incomparable.

¿Qué aceites esenciales te quitarán el estrés?

Despídete de las inseguridades, recargarte de energía y descubre el placer de un sueño reparador con los aceites esenciales más recomendados para recuperar la calma:
Lavanda: perfecta para cuando no puedas dormir o para cuando te sientas decaído. La lavanda relajará tu cuerpo y te permitirá dormir mejor. Asimismo, te ayudará a contrarrestar el estrés físico y mental.
Jazmín: cuenta con propiedades estimulantes y afrodisíacas. Te ayudará a reducir tus miedos. Mejorará tu estado de ánimo con un aroma que evoca frescura y confianza.
Geranio: ideal para momentos de estrés intenso. Te permitirá liberar tu mente y recobrar la calma.
Menta: te ayudará a despejar la mente y estimulará tu creatividad e imaginación.
Canela: tradicionalmente utilizada para para subir el ánimo y recuperar las fuerzas. Brindará a tus músculos cansados y revitalizará tu mente.
Bergamota: combatirá la tensión muscular. Comúnmente utilizada para aumentar la confianza, la seguridad y la autoestima.
Pino: tradicionalmente utilizado para mantenerte saludable, aumentar sentimientos de seguridad personal y ayudarte con la limpieza del hogar.
Sándalo: te ayudará a armonizar tu mente, relajar tu cuerpo, aligerar las tensiones y reducir tus miedos.
Limón: te permitirá combatir la fatiga muscular.
Melisa: reducirá las rápidas palpitaciones causadas en momentos de estrés.
Ylang Ylang: ideal para reducir la frustración y el nerviosismo.
Mandarina: ideal para cuando no logras conciliar el sueño. Algunas personas la usan para calmar niños hiperactivos.
Manzanilla Romana: ideal para personas que no consiguen relajarse. Eficaz con niños que no logran conciliar el sueño.
Olvídate de tus preocupaciones y consigue el bienestar utilizando el poder natural de los aceites esenciales, sin correr ningún riesgo. Desconéctate y recupera tu tranquilidad. ¡No te arrepentirás!