Si eres como la mayoría de nosotros en Young Living, el aceite esencial de Menta ya es uno de tus favoritos. Ya sea que estés buscando un toque de fragancia fresca, una energizante mezcla para difusor para tus mañanas o una incorporación refrescante para un masaje de pies al final del día, unas gotas de Menta parece que siempre lo arreglan todo. Sólo en caso de que necesites algunas razones extra para amar a este encanto, te presentamos 20 usos para que pruebes el aceite de Menta.

1. Relájate después de un largo día. Diluye 1 gota de Menta con 4 gotas de V-6™ u otro aceite Peppermint essential oil uses | Young Livingportador; posteriormente frótalo en las sienes, frente y en la parte posterior del cuello. ¡Evita usarlo cerca de tus ojos! Tendrás una sensación relajante y refrescante, cortesía de los componentes mentol y acetato mentilo.

Consejo de YL: ¿Puedes usar el aceite de Menta directamente sobre la piel?

El aceite de Menta es un aceite “caliente”, lo que significa que crea una sensación de calor en la piel cuando se aplica sin diluir. Recomendamos que comiences usando el aceite de menta diluido en proporción 1:4 con un aceite portador. Si deseas usarlo sin diluir, haz la prueba del parche con 1 gota para ver su reacción en tu piel. Si experimentas una reacción al aceite, dilúyelo en proporción 1:4 con aceite portador y haz otra prueba de parche.

2. Alivia la piel expuesta al sol. Refresca la piel después de un día expuesto al sol agregando algunas gotas de Menta y Lavanda a un gel de aloe vera.

3. Refresca tus alfombras. Elabora un polvo para alfombras con una taza de bicarbonato de sodio y 20-30 gotas de aceite esencial. Nos encanta el aroma purificante de Kunzea con el aroma energizante de la Menta.

4. Incorpora Cool Azul™ a la hora del enfriamiento. ¡La Menta es el ingrediente principal en la línea de productos Cool Azul! Da un masaje a los músculos cansados con Cool Azul Sports Gel después de un arduo entrenamiento.

5. Encuentra tu enfoque. Llena tu oficina o estudio con aromas energizantes difundiendo esta mezcla al trabajar en un proyecto.

 

Mezcla para animarte

4 gotas de Menta
4 gotas de Romero

 

6. Refréscate mientras te rehidratas. Agrega algunas gotas de Peppermint Vitality™ a tu botella de agua para un toque de sabor extra refrescante. Recomendamos 1-2 gotas por cada 16 oz. de agua.

Consejo de YL: ¿Puedes beber aceite de Menta en tu agua?

Peppermint Vitality™ está etiquetado para consumo interno, así que es una gran incorporación para tu ingesta diaria de agua.

7. Endulza tu aliento. Coloca una gota de Peppermint Vitality™ en tu lengua para refrescar tu aliento y deshazte de cualquier rastro de esas frituras de kale sabor a ajo que comiste en el almuerzo.

8. Encuentra el equilibrio. Difunde una mezcla térrea siempre que tu mente necesite claridad, como en momentos de estudio espiritual o meditación.

 

Mezcla de Raíces Profundas

4 gotas de Enebro 
2 gotas de Incienso
3 gotas de Menta

 

9. Estimula tu cuero cabelludo. Agrega 3 gotas de Menta a tu shampoo en las mañanas y da un masaje a tu cuero cabelludo por 2 minutos para un estímulo para empezar el día.

10. Vuelve a mezclar tus recetas favoritas. Usa Peppermint Vitality para darle un giro refrescante a una jarra de limonada.

Consejo de YL: Consulta nuestras ideas de recetas y encuentra más formas de uso de este aceite fresco.

11. Sumérgete en su suave aroma. Agrega 5 gotas de Menta directamente al agua de tu bañera y disfruta de un baño vigorizante.

12. Apoya la digestión. Agrega una o dos gotas de Peppermint Vitality™ a una taza de té caliente para ayudarte con el malestar intestinal. Peppermint Vitality puede ayudar a normalizar la digestión y reducir la sensación de malestar después de una gran comida.*

13. Llévalo a donde quieras. Lleva en tu bolso Deep Relief™ Roll-On siempre que necesites un poco de cuidado personal en el camino. Nuestro querido aceite de Menta es su principal ingrediente y contribuye a esa sensación refrescante.

14. Crea un masaje para el pecho. Mezcla una gota de Menta con una pequeña cantidad de V-6 y frótala en tu pecho para una sensación y una fragancia refrescantes.

15. Refréscate en un día caluroso. Cuando la temperatura comience a subir y te sientas como un helado derretido en una acera, agrega dos gotas de Menta a un paño frío y húmedo. Es perfecto para colocarlo en la parte posterior de tu cuello, en tu frente o en tu pecho.

16. Refresca habitaciones con olor a humedad. Lleva el aroma de frescura a tu hogar con una alegre mezcla para difusor.

 

Mezcla Cielo Abierto

3 gotas de Menta
3 gotas de Lavanda
2 gotas de Eucalipto Azul
2 gotas de Lima

 

17. Convierte tus delicias en algo especial. ¡Mejora tu repostería con una gota de Peppermint Vitality™!

18. Refresca tu oloroso equipo de entrenamiento. ¿Tu bolso o tu calzado del gimnasio están un poco olorosos? Mezcla 2 oz. de agua con 6 gotas de Menta en una botella rociadora para refrescarlos. Añade Purification® o Limón para una ayuda extra de frescura.

19. Revoluciona tus duchas matutinas. Coloca 2 gotas de Menta y 2 gotas de Eucalyptus Radiata en un paño y colócalo en el piso de la ducha fuera del contacto directo con el agua. ¡El vapor te abrazará con un aroma vigorizante!

20. Respira el aroma directamente de la botella. Sin importar los aromas desagradables que te encuentres, tan sólo abre tu botella de Menta y toma un respiro profundo. Su fresco aroma eliminará casi cualquier aroma desagradable.


¡Cuéntanos en los comentarios cuáles de estos usos para el aceite de Menta probarás primero!

(¡Porque si te gusta el aceite de Menta tanto como a nosotros, sabemos que los probarás todos!)

*Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Los productos de Young Living no tienen el propósito de diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.